Consejos para una buena limpieza bucal

La limpieza bucal es la mejor forma de proteger tus dientes

La limpieza bucal diaria es muy importante para nuestra salud, porque evita la acumulación de bacterias, dañan el esmalte y se formen caries, asimismo evita la acumulación de placa bacteriana y con ello la formación de sarro que puede producirte incluso la caída de sus dientes por enfermedades periodontales. Además de mejorar tu estética y diminuirás las visitas en tu clinica dentista.

Todos seguimos una rutina similar a la hora de la limpieza bucal y cepillarnos los dientes o las carillas dentales, ¿pero lo hacemos de forma correcta? Te mostramos unas recomendaciones y estamos seguros de que algunas cosas te sorprenderán.

Limpieza dental

¿Tu cepillado y limpieza bucal es la correcta?

– Usa el enjuague bucal antes de cepillarte los dientes. Suena raro porque toda la vida llevamos haciéndolo a la inversa. Los expertos nos recomiendan todo lo contrario ya que puede disminuir la carga de bacterias en la boca y así conseguir reducir los microorganismos que terminan en las cerdas tras el cepillado.

– Cepillarse después de cada comida. Es importante para evitar las enfermedades periodontales.
– Cepillar la línea de las encías con movimientos cortos, sin dejarse las superficies externas, internas, la masticación de la lengua además de cepillar la lengua. Todo esto debe llevarnos alrededor de dos minutos.

El cepillo de dientes no se presta 

– El cepillo es personal e intransferible. No debes compartirlo ni siquiera con tu pareja, ya que se comparten bacterias que causan enfermedades periodontales y caries.
– Cuando hayas estado enfermo sustituye tu cepillo de dientes, una vez te recuperes estrena cepillo.
– Debes tener el cepillo en un lugar seco. No hay nada más favorable para los microorganismos que un lugar húmedo. Además del lugar seco, el cepillo ha de estar en posición vertical y al descubierto para facilitar el secado.
– Es fundamental tener limpio el cepillo y enjuagarlo bien después de usarlo. Después debemos mojarlo con enjuague bucal, ya que incrementan el número de bacterias al quedar atrapados en las cerdas del cepillo restos de comida y pasta de dientes.
– Limpiar el cepillo antes de estrenarlo. Aunque es algo obvio, hay gente que al pensar que es nuevo lo utiliza tal cual lo abre.

Mejora tu higiene dental cambiando el cepillo antes de los 4 meses 

– La frecuencia idónea para substituir el cepillo de dientes suele ser alrededor de los tres o cuatro meses.
– No debemos mezclar los cepillos en el mismo lugar. Es algo muy usual en muchas casas. Al guardarlos juntos se pueden contaminar entre ellos.

limpieza bucal

– Utiliza cepillo de dientes eléctrico, ya que los movimientos que te ofrece el cepillo no los tiene el convencional.
– Al acabar el cepillado es muy recomendable limpiar con hilo dental para prevenir la formación de caries y eliminar la acumulación de placa bacteriana.
– El masticar chicle sin azúcar saca las bacterias que hay entre los dientes y así se evita una caries dental. Esto ayuda a al producción de saliva, que contiene calcio y fosfato.
– Hazte al año una limpieza más profunda con la que poder prevenir enfermedades periodontales que ocasionan la movilidad o la pérdida de alguna pieza dental.

Estética dental no solo es una boca bonita, con unos dientes limpios y cuidados no es solo nuestra carta de presentación, sino un termómetro que mide nuestra salud.